MONEY BACK GUARANTEE-FREE SHIPPING OVER 100€

Cómo limpiar en casa las joyas de oro

A todas nos ha pasado, tener una joya que adoras pero no poder ponértela porque ha perdido su brillo, y es que el paso del tiempo y la suciedad que se acumula en todos los rincones de las joyas, hacen que no luzcan igual que el primer día. Tranquila, no hace falta que las lleves al joyero cada vez que notes que una de estas piezas empieza a ensuciarse, con estos sencillos y eficaces trucos podrás limpiar tú misma tus joyas de oro en casa.

Trucos y consejos para limpiar en casa las joyas de oro

Agua y una pizca de amoniaco

El amoniaco es un producto potente que desinfecta la suciedad más incrustada, por lo que solo debe usarse cuando en verdad haga falta. Si abusas de él tus joyas podrían dañarse para siempre. Prepara una solución a base de seis partes de agua por una de amoniaco, mezcla bien ayudándote de una cucharilla y de unos guantes para no lastimar tus manos. A continuación, pon en dicha mezcla las joyas que necesiten de una limpieza profunda y déjalas allí tan solo un minuto. Pasado este tiempo sácalas con los guantes, ponlas en un colador y lava bajo el grifo con un chorro suave de agua templada, (nunca demasiado caliente), ya solo te queda secar con un paño limpio y muy suave.



Limpia las joyas de piedras preciosas con agua jabonosa

Para cuidar y tener perfectas tus joyas con incrustaciones de diamantes o piedras preciosas, nada como limpiarlas cada cierto tiempo con una solución jabonosa. Prepara en un bol agua tibia y añade una pizca de jabón, mejor si es neutro, mezcla y bien y mete ahí las joyas de oro, deja acutar unos instantes y termina de limpiar con un cepillo de cedras suaves. Retira los restos de jabón con agua y seca con un paño igual que hemos explicado en el punto anterior.

Pasta de dientes para limpiar las joyas de oro

Este truco tampoco falla nunca cuando de devolver el brillo a las joyas de oro se trata. Pon un poco de pasta de dientes en un cepillo viejo que tengas por casa, a continuación, frota suavemente por todos los rincones, aclara con agua tibia y termina de secar al aire libre.

Limpiar las joyas de oro con detergente líquido para lavavajillas

Este método también es de lo más efectivo. Pon en un bol un poco agua no muy caliente y añade unas gotas de detergente líquido para lavavajillas. Remueve y sumerge las joyas de oro durante al menos 10 minutos, después aclara con agua templada y seca con una gasa. Si notas que la suciedad no ha salido del todo, repite el proceso y esta vez repasa con un cepillo de dientes, aclara y seca de nuevo.

Tus joyas de oro volverán a brillar como el primer día.


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published