SUMMER LOVE 20% OFF-MONEY BACK GUARANTEE-FREE SHIPPING OVER 100€

Trucos y consejos para cuidar tus joyas

Ya sabes que en Valentina's Jewels, todas nuestras joyas están creadas a mano con materiales de alta calidad y artesanía de primera que da como resultado joyas de lujo, y si a todo ello le sumamos que las hacemos siempre con mucho amor y mucho esmero, quiere decir que tendrás piezas únicas para lucir y brillar como ninguna otra.

Las joyas de Valentina's Jewels son tan especiales que solo las podrás encontrar aquí. Las ediciones limitadas y exclusivas garantizan que te lleves una pieza que solo unas pocas podrán lucir. Es por ello y porque somos fieles seguidoras de los detalles y de las cosas bien hechas, que queremos compartir contigo unos consejos para que sepas tener tus joyas bien cuidadas y siempre como el primer día.

Cómo cuidar tus joyas para que estén siempre perfectas


Cuando encargas una joya en Valentina's Jewels , la recibirás directamente en tu casa en tan solo unos días y la tendrás en tus manos dentro de una bolsa de terciopelo, lista para disfrutar tú misma o para tener un bonito regalo con alguien especial. Pues esta es la primera de la normas para cuidar las joyas, guardarlas en su envoltorio para que se conserven intactas. Si las vas guardar en tu joyero, que cada una de ellas tenga su sitio propio, para que no se rocen con ninguna otra. Si ves que no vas a tener espacio suficiente en tu joyero para guardar cada pieza por separado, bastará con que envuelvas cada una en un paño o gamuza suave.

A su vez, debemos decirte que las tienes que tener siempre en un lugar seco y evitar cualquier contacto con productos agresivos como cosméticos o productos de limpieza.

Para limpiarlas, bastará con que pases un paño seco con cuidado. Son varios los expertos en joyería que afirman que las joyas de calidad se deben limpiar de vez en cuando con un poco de agua tibia y tan solo una pizca de jabón PH neutro. Puedes utilizar un cepillo de dientes suave, una vez acabada la limpieza de tus joyas, sécalas con un paño suave de fibras naturales.

No emplees nunca limpiadores de joyas tradicionales, suelen ser productos con soluciones químicas que lo único que van hacer es quitar brillo a las joyas, tampoco debes limpiarlas en exceso, solo cuando veas que es necesario.

Lo ideal sería que te las quites antes de ducharte y, por supuesto, antes de entrar a la piscina o el mar. El cloro de la piscina y la concentración de sal del mar, pueden hacer que tus collares y pulseras se corroan.

Si, tras el paso del tiempo, notas que pierden un ápice de brillo, puedes usar una gamuza suave para frotar ligeramente la superficie de la joya. Verás como se restaurar su brillo al instante sin necesidad de hacer nada más.

Las joyas son especiales y a la vez delicadas, sigue estos consejos al pie de la letra y estarán espléndidas por mucho que pasen los días.


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published